Oraciones subordinadas de infinitivo.

El infinitivo se puede considerar como sustantivo y como verbo: como sustantivo desempeña alguna de las funciones propias del nombre, como verbo es un verdadero modo, con sus tiempos correspondientes.
-Usado como nombre: es un sustantivo de género neutro y susceptible de desempeñar las funciones sintácticas de éste.
puede emplearse como sujeto y como complemento. Ludere est licitum. Petrus nescit ludere.
-Usado como verbo: forma la subordinada de infinitivo. Historia refert Roman bello superavisse Hispaniam.

Sujeto del infinitivo: se expresa en acusativo, pero siguiendo estas reglas:
  • no se expresa cuando es el mismo de la oración principal, puer cupit emere pilam. Miles debet defendere patriam. Tanto puer como miles son sujetos del verbo principal y del infinitivo.
  • sí se expresa cuando no es el mismo de la oración principal, gaudeo te reperisse pecuniam, me alegro que hayas encontrado el dinero; audivimus parentes tuos venisse, hemos oído que habían llegado tus padres.


Atributo: guarda relación con el sujeto según las siguientes reglas:
  • en acusativo concordando con el sujeto, laetor te esse salvum; scimus famulum nominari Antonium.
  • en nominativo cuando se refiere a un sujeto que está en nom., como sucede en las proposiciones de infinitivo concertado, pueri debent esse studiosi; possumus esse viri boni.
  • en ac. o en nom. cuando la subordinada depende: a) de verbos que se construyen personal o impersonalmente. b) de algunos verbos de voluntad.
a) El verbo videri, parecer, y los impersonales improios como, putatur, existimatur, dicitur, traditur, nuntiatur, y fertur, se dice, se refiere, etc., se construyen de dos formas empleando impersonalmente estos verbos, a los cuales completa una subordinada de infinitivo con sujeto en ac., dicitur Platonem fuisse sapientissimum, se dice que Platón fue muy sabio; y también de una manera personal, para lo cual el sujeto del infinitivo pasa a serlo del verbo principal, Plato dicitur esse sapientissimus.
Este es el caso del texto de César que estamos viendo en clase y que copio aquí: Disciplina in Britannia reperta atque inde in Galliam translata esse existimatur. Disciplina es sujeto de existimatur y de esse y reperta y translata a su vez son los atributos de disciplina.
Resumiendo esta construcción de infinitivo con este tipo de verbos se puede construir con el sujeto y el atributo del infinitivo en nominativo y se denomina construcción personal.
b) Con los verbos de voluntad cupio, volo, nolo y malo puede expresarse o no expresarse el sujeto del infinitivo cuando es el mismo para ambos verbos, así, nolo me esse tristem y nolo esse tristis. Si se expresa el sujeto el atributo concuerda con él, pero si se usan personalmente, de manera que el sujeto sea el mismo para los dos verbos, el atributo irá en nom.
C.upio me esse militem patriae / cupio esse miles patriae. Quiero ser soldado de la patria. (no está acabado)




Pongo este enlace que os lleva al ies S A, ya sabéis que tiene frases que podéis hacer y corregir; también tiene teoría y diccionario, todo en la misma página.
Miráis en el apartado tercer trimestre, subordinadas sustantivas http://iessapostol.juntaextremadura.net/latin/latinuno/libro.htm

Sustantivas introducidas por conjunciones.

  • Oraciones con ut / ne.

Las oraciones subordinadas sustantivas introducidas por ut (‘que’)/ne (‘que no’) utilizan siempre el modo subjuntivo.
Sol efficit ut omnia floreant. El sol hace que todo florezca.

Caveant consules ne quid res publica detrimenti capiat. Que los cónsules se ocupen de que el Estado no sufra ningún daño
Dux nobis imperat ut urbem oppugnemus. El general nos ordena que ataquemos la ciudad.


Con los verbos de temor ut y ne intercambian sus significados: ut se traduce por "que no" y ne por "que".
Timeo ne venias. Tengo miedo de que vengas.

Timeo ut venias. Tengo miedo de que no vengas.

En lugar de ut puede aparecer también ne non.

A veces puede aparecer la subordinada yuxtapuesta a la principal, es decir, puede no aparecer la conjunción ut;
esto ocurre sobre todo con verbos de voluntad, con los imperativos cave y fac y con expresiones impersonales:
Volo ad me scribas quam diligentissime. Quiero que me escribas lo antes posible.

Quid agatis fac sciam. Hazme saber lo que hagas

  • Oraciones introducidas por quod.

Su significado es "el que", "el hecho de que", introduciendo una proposición sustantiva que expresa un hecho real y objetivo. Por tanto, su modo normal de construcción será el indicativo, modo de la realidad.

Adde huc quod e carcere effugit. Se añade a esto que se escapó de la cárcel.

Hostes adiuvabat quod flumen nivibus creverat. Ayudaba a los enemigos que el río había crecido con las nieves.

  • Oraciones introducidas por quin y quominus.
Su modo normal de construcción es el subjuntivo. Las dos introducen subordinadas sustantivas dependiendo de verbos de impedimento.

Quin suele utilizarse cuando la oración principal es negativa, por la forma o por el sentido:

Nihil obstat quin beatus sis. Nada impide que seas feliz.
Non prohibeo quin id facias. No impido que lo hagas.

Quominus se utiliza indistintamente con principal afirmativa o negativa:
Prohibeo quominus id facias. Impido que lo hagas.

Se usa siempre quin con los verbos de duda precedidos de negación:

Non dubitabat quin ei crederemus. No tenía duda de que le creeríamos
Non dubito quin id feceris. No dudo de que lo hayas hecho.
También se usa quin con ciertas locuciones negativas de forma o de sentido: non multum abest quin..., nihil abest quin..., nulla causa est quin...:

Non multum afuit quin id faceres. No estuvo muy lejos el hecho de que lo hicieras. (Faltó poco para que lo hicieras)